Guión de la Misa de Luján

41ª PEREGRINACIÓN JUVENIL A LUJÁN
3 y 4 octubre de 2015
“GRACIAS MADRE POR ESTAR SIEMPRE, AYUDANOS A CUIDAR LA PATRIA”

ENTRADA

Hoy el pueblo Argentino peregrina hacia la casa de María en Luján. Muchos lo hacen caminando, algunos con su servicio, y otros con su oración, pero todos con el corazón abierto a recibir el amor maternal de la Virgen.
María es nuestra Madre, y a ella hoy, como hijos, le queremos pedir nos ayude a trabajar por la paz. Paz en nuestro corazón, paz en nuestras familias, paz en nuestros barrios, paz en nuestra Patria.
Comenzamos nuestra celebración cantando…………………………

LITURGIA DE LA PALABRA

Dios nos eligió para que, como hijos amados, seamos testimonio vivo de su presencia en el mundo.
María, como Madre nuestra, sale en nuestra ayuda para que, tomados de su mano, seamos artífices de la paz.

Para el momento del Evangelio:
Nos ponemos de pie y cantamos “Aleluya”.

ORACIÓN DE LOS FIELES

A cada intención respondemos: “Por María, te lo pedimos Señor”

1. Para que, como Iglesia, podamos responder a las necesidades de los más débiles e indefensos de nuestro pueblo. Oremos.

2. Para que los gobernantes y dirigentes estén dispuestos a trabajar por un país que viva en paz, apostando siempre al diálogo y al trabajo en conjunto. Oremos.
“Por María, te lo pedimos Señor”

3. Para que en nuestra Patria no haya excluidos, sino que sea un lugar en donde todos podamos vivir en la igualdad y la justicia. Oremos.

4. Para que nuestros jóvenes encuentren en Cristo al verdadero amigo, y vivan la alegría del servicio a Él y a los hermanos. Oremos.

5. Para que todos nosotros, con la ayuda de María de Luján, sepamos mostrar a los demás la alegría del Evangelio. Oremos.

PRESENTACIÓN DE LOS DONES:

Al disponer las ofrendas sobre el altar, disponemos también nuestro corazón lleno de pedidos y agradecimientos. Confiamos al Señor también las intenciones llevadas hoy a Lujan por tantos jóvenes peregrinos.
Cantamos………………………………..

COMUNIÓN:

María nos convoca y nos une a Jesús. Que Él sea alimento que transforma nuestros corazones para ser instrumentos de paz.
Recibamos al Señor con alegría. Cantamos……………………………………..

DESPEDIDA:

Demos gracias a María que al regalarnos su amor nos renueva en la fe y la esperanza.
Cantamos………………………………..